puerta de san miguel catedral de sevilla

Descubriendo las maravillas de la Catedral de Sevilla: Puertas, recorrido y personajes históricos

La Catedral de Sevilla, también conocida como la Catedral de Santa María de la Sede, es uno de los monumentos más emblemáticos y visitados de la ciudad andaluza. Entre sus majestuosos muros y detalles arquitectónicos se esconde una gran cantidad de historia, arte y cultura. Sin embargo, muchas personas se preguntan cómo se llaman las puertas de acceso a este magnífico edificio, cuántas son en total y qué tesoros alberga en su interior. Además, ¿sabías que en la Catedral de Sevilla se encuentra enterrado un personaje muy importante para la historia de España? En este artículo, descubriremos juntos todo lo que necesitas saber sobre las puertas, el recorrido, la fachada y los secretos que guarda este lugar sagrado. ¡Acompáñanos en este recorrido por la Catedral de Sevilla!

Introducción a las puertas de la Catedral de Sevilla

La Catedral de Sevilla es una de las construcciones religiosas más importantes de España y del mundo. Conocida por su impresionante arquitectura gótica, la entrada a este magnífico edificio se realiza a través de sus puertas, las cuales tienen una gran importancia en la historia y el arte.

En total, la Catedral de Sevilla cuenta con cinco puertas principales, cada una con su propio nombre y significado. La Puerta del Perdón, situada en la fachada principal, era la entrada principal utilizada por los fieles que buscaban el perdón de sus pecados. En su interior, destaca una impresionante talla en piedra de la Virgen María y el Niño Jesús.

La Puerta del Príncipe, ubicada en la fachada sur, fue construida en honor al Príncipe heredero de España, Alfonso XIII. Esta puerta es considerada una de las más elegantes y adornadas de la Catedral, con su imponente estructura de columnas y decoraciones doradas.

La Puerta de San Miguel, situada en la fachada norte, es una de las más antiguas de la Catedral y debe su nombre a la cercanía con la espadaña de la torre de San Miguel. Esta puerta es un ejemplo del estilo barroco andaluz, con su elaborada decoración de motivos religiosos y símbolos de la ciudad.

Otra de las puertas destacadas es la Puerta de la Concepción, que se encuentra en la fachada este y es la única que no está ricamente decorada. Esta decisión fue tomada por los constructores para no distraer la atención de los visitantes del increíble retablo del altar mayor ubicado en la misma fachada.

Finalmente, la Puerta de Campanarios, ubicada en la parte posterior de la Catedral, era la entrada más utilizada por los visitantes y sirve como acceso a la torre de la Giralda. Esta puerta, de estilo renacentista, cuenta con una fachada simple pero elegante.

Cada una de ellas es única y nos permite adentrarnos en un mundo de arte e historia que nos deja sin palabras.

Descubriendo las puertas de acceso de la Catedral de Sevilla

La Catedral de Sevilla, también conocida como la Santa Iglesia Catedral de Santa María de la Sede de Sevilla, es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad. Construida en el siglo XV, es la catedral gótica más grande del mundo y ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Una de las características más impresionantes de esta catedral son sus puertas de acceso, que han sido escenario de importantes acontecimientos históricos y son verdaderas obras de arte en sí mismas. A continuación, descubriremos las tres puertas principales de la Catedral de Sevilla:

La Puerta del Perdón

Esta puerta se encuentra en la fachada principal de la catedral y es la más utilizada por los fieles y visitantes. Su nombre proviene de la creencia de que al cruzarla se obtiene el perdón divino. En su parte superior se encuentra un relieve de la Asunción de la Virgen María, rodeada de ángeles y santos.

La Puerta de la Concepción

Situada en el lado este de la catedral, esta puerta es conocida por ser la puerta de acceso a las capillas de la Virgen de la Antigua y del Sagrario. En su parte superior encontramos un magnífico rosetón con vidrieras que representa el misterio de la concepción de María.

La Puerta de San Miguel

Situada en el lado oeste de la catedral, esta puerta fue utilizada como acceso principal durante la construcción del templo. Su nombre proviene de la imagen de San Miguel que se encuentra en su parte superior. Se dice que al cruzar esta puerta se recibía la protección divina.

Si tienes la oportunidad de visitarla, no dudes en detenerte a observar su belleza y detalles que te transportarán a la época en que fueron construidas.

Imprescindibles en la visita a la Catedral de Sevilla

La Catedral de Sevilla, también conocida como la Santa Iglesia Catedral Metropolitana de Santa María de la Sede de Sevilla, es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad y una parada obligatoria para aquellos que visitan la capital andaluza.

Construida entre los siglos XV y XVI en estilo gótico y renacentista, esta catedral es la más grande del mundo en estilo gótico y una de las más impresionantes.

Si tienes la oportunidad de visitarla, no te pierdas estos imprescindibles que te llevarán a descubrir la majestuosidad de este lugar sagrado.

  1. La Giralda: el emblemático campanario de la catedral es uno de sus principales atractivos. Sube sus más de 100 metros de altura y disfruta de unas vistas increíbles de la ciudad.
  2. El Patio de los Naranjos: un remanso de paz en medio del bullicio de la ciudad. Este patio, con su emblemático naranjo central, invita a la reflexión.
  3. La Capilla Real: una de las capillas más importantes de la catedral, alberga los restos de los Reyes Católicos, Fernando e Isabel.
  4. El Retablo Mayor: realizado por el famoso escultor italiano Alessandro Pasqualino, es una obra maestra del Renacimiento español.
  5. El Coro: una verdadera joya del arte mudéjar, con 48 asientos tallados en madera de cedro.
  6. Además de estos imprescindibles, recuerda que también es importante vestir adecuadamente para tu visita a la catedral. Tanto hombres como mujeres deben cubrirse los hombros y las piernas por debajo de la rodilla, como señal de respeto hacia este lugar sagrado.

    No olvides incluir la visita a la Catedral de Sevilla en tu itinerario y déjate maravillar por su belleza e historia. Sin duda, una experiencia que no puedes perderte en tu viaje a esta encantadora ciudad.

    ¡Te esperamos en la Catedral de Sevilla!

    Entierros ilustres en la Catedral de Sevilla

    La catedral de Sevilla, considerada la tercera más grande del mundo y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es un lugar lleno de historia y cultura. Además de sus impresionantes estructuras arquitectónicas, esta catedral es conocida por albergar los restos de importantes figuras de la historia de España.

    Entre ellos, destacan los entierros de Fernando III de Castilla, más conocido como "Fernando el Santo", quien fue rey de Castilla y León y conquistador de la ciudad de Sevilla. También se encuentran los restos de su hijo, Alfonso X el Sabio, quien además de rey fue un importante mecenas de las artes y las ciencias.

    Pero no solo la realeza descansa en la catedral de Sevilla, también se encuentran enterrados personajes ilustres de la literatura como el poeta Gustavo Adolfo Bécquer y el escritor Miguel de Cervantes, autor de la famosa novela "Don Quijote de la Mancha".

    Es impresionante pensar que al visitar la catedral de Sevilla, se está caminando entre los restos de estas grandes figuras de la historia de España. Además, este lugar sagrado alberga también importantes reliquias y objetos de gran valor histórico y cultural.

    Sin duda, la catedral de Sevilla es un punto de interés turístico imperdible para aquellos que deseen sumergirse en la rica historia de esta hermosa ciudad española.

    Artículos relacionados